La presencia del vacío

Nada me recordaba tanto la ausencia de mi abuelo, como el hecho de tener su radio en mi mesilla